Miércoles, Julio 6, 2022
HomeInvestigación¿Quiénes están detrás de la matanza en Caravelí?

¿Quiénes están detrás de la matanza en Caravelí?

La defensa de los 31 investigados dice que se está favoreciendo a un grupo de mineros. Los imputados niegan acusaciones, pero la Fiscalía tendría evidencias

Redacción: Mònica Cuti

Las pruebas que ha reunido la Fiscalía Contra la Criminalidad Organizada apuntan que el responsable de los ataques y muertes en Atico (Caravelí), a causa de la minería, sería la empresa Intigold S.A. cayendo la responsabilidad sobre su gerenta Rossana Calmet Guazzoti, sin embargo, pese al relcionamiento de este caso con los ataques y muertes en Caravelí el 2 de junio, son procesos separados. Durante la semana pasada se realizó una serie de audiencias para el pedido de prisión preventiva contra los 31 investigados capturados por los ataques en Atico a inicios de junio.

La fiscal, María Cabana Ocsa, reveló que -según las investigaciones que han realizado-, el brazo operativo de la presunta organización criminal que funcionaría en Intigold S.A. tiene como protagonistas a Juan Gabriel Tejada Alonso, quien era conocido como “Popeye” y Albert Josué Vilcapuma Aragonez, alias “Quaker”.

El primero presuntamente se habría encargado de buscar sicarios de lugares como Huaura, Huacho, Lima, Huancavelica, Cusco y otras regiones. El segundo era quien les habría proveido de armas una vez que llegaron al campamento de Intigold.
Como pruebas, la Fiscalía mostró videos, audios, conversaciones de WhatsApp de los celulares de los detenidos.

Empleo fue tener armas
“Quaker” por ejemplo, era administrador de un grupo de nombre sobrevivientes o “Bulldoger. En ese grupo envió un anuncio de empleo señalando que los colaboradores se presenten con armas de fuego y que acudan la empresa Flores en la calle 28 de julio en Lima para abordar un bus que los traslade.

Todos los interesados que eran ciudadanos de Huacho, Sayán y Santa Anita llegaron a Arequipa el 1 de junio en horas de la tarde, donde se les sumó otros varones con uniformes camuflados, algunos inclusive portaban chalecos antibalas y tácticos.
“Quaker” los habría recibido y los trasladó en un camión hacia territorios de Intigold. Sin embargo, en sus declaraciones ellos legan ser inocentes, incluso ser víctimas de los mineros de Calpa Renace.

En sus testimonios Cristhian Rolando López Díaz declaró que no conoce a los demás imputados. Que estaba en el campamento desde el 31 de mayo. Él vio un aproximado de 30 personas que estaban provistas con palos y armas y fue golpeado a patadas, incluso le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza. Negó haber usado algún arma o haber hecho algún tipo de servicio militar y que solo labora en el área de construcción, no en minería.
Otra declaración es de Carlos Infante quien declaró el 8 de junio, dice que llegó a la mina el 2 de junio, que al despertar fue reducido y golpeado, que desconocía en que mina iba a trabajar y que conocía a Leonardo Lino García que fue quien lo llevó. Pero sí registra denuncia contra la vida cuerpo y salud.

César Augusto Ruiz Ponce dijo que el 2 de junio se encontraba durmiendo con su compadre Christian Díaz en unos dormitorios de telas habilitados en un campamento, y luego fue golpeado, posteriormente le pusieron bolsas de plástico en la cabeza para ahogarlo y matarlo. Escuchó detonaciones a lo lejos y cerca y los policías lo detuvieron.

El imputado Gary Campos Saer narra que mientras subían a Intigold, le preguntó a “Quaker” cómo era el trabajo, y le dijeron que luego le informaban. Ya en el lugar vio hombres con armas largas y pistolas, pregunta y le responde “ahí vamos a aprender” pese a que no quería ir, los acompañó porque le advirtieron que le robarían.

TIENEN ANTECEDENTES
Pese a la negación de los implicados, la mayoría tiene antecedentes por homicidio, hurto, agresión, violación entre otros delitos. Según indicó la fiscal, María Cabana Ocsa, y nadie pudo justificar porque estaban en la zona. Por tanto se refuerza la tesis fiscal que ellos fueron contratados como sicarios.
Por su parte el abogado Felipe Paredes señaló que sus defendidos, Miguel Manchego y Rusbel Tuamaná fueron rescatados por la Policía cuando eran golpeados por mineros “encapuchados” de Calpa Renace. Prueba de ello, son las heridas y golpes que tienen en el cuerpo, indicó que incluso se informó que los mineros de Calpa Renace tenían bombas caseras pero ninguno es investigado. Las audiencias por este caso continuarán esta semana.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Lo más leído