Opinión

Palacio pintado de rojo

post-img
DIARIO VIRAL

DIARIO VIRAL
redaccion@diarioviral.pe

Previsible la reacción de la progresía por perder el control del Ministerio Público, en su momento, por intermedio de Pablo Sánchez y Zoraida Ávalos, fiscales de la nación antes de Patricia Benavides. No se quedarían cruzados de manos frente a la suspensión de Rafael Vela e investigaciones contra José Domingo Pérez, fiscales Lava Jato sin ofrecerle al país acusaciones firmes contra aquellos que festinaron los presupuestos estatales para beneficio propio.


Todo apunta a un “todos contra todos” propiciado por los tentáculos de la constructora Odebrecht y su modelo mafioso experimentado en el país. 


Las acusaciones contra la fiscal Benavides sirven para llevar a extremos la convulsión política y detener las investigaciones del Ministerio Público. 


Si la farsa contra Patricia Benavides se impone, servirá para librar de la cárcel a los que siendo autoridades decidieron obras compinchados con constructoras mafiosas, firmando contratos lesivos para los intereses nacionales. Las rutas de las coimas entregadas fueron verificadas y hasta ahora solo hay impunidad.


Una vez más el mismo guion progresista con el apoyo de ciertos medios. Acusaciones sin sustento jurídico provocan primeras planas para desacreditar y arrinconar a Benavides. Lo hicieron contra el exfiscal de la nación, Pedro Chávarry y el expresidente Manuel Merino, quien renunció por falta de firmeza. Durante las revueltas alentadas por esos medios fueron asesinados dos jóvenes, necesarios para el triunfo de la patraña.


La progresía -de vinos y quesos finos, de millonarias consultorías y asesorías estatales- vuelve a inventar pantallazos de conversaciones sin vincular a Benavides. 


Curiosamente, las conversaciones de esa izquierda bien organizada, coordinando a todo nivel, no son grabadas ni publicadas. Solamente son interceptadas las comunicaciones de opositores. Recuerden el chat La Botica. Ese congresista de Fuerza Popular entregó sus conversaciones después de ser presionado y asustado. Tenía rabo de paja y cedió al chantaje.


Si fuera por la progresía, Pedro Castillo seguiría en la presidencia, las investigaciones contra Odebrecht e implicados estarían congeladas, los cubanos -como en Venezuela- ya estarían decidiendo en ministerios e instituciones públicas, Dina Boluarte y Vladimir Cerrón, agarraditos de la mano, serían visitantes frecuentes de Palacio de Gobierno pintado de rojo, como pintaron la sede del Gobierno Regional de Junín.

author-img_1

Diario Viral

Redacción

Somos una multiplataforma digital. Desde Arequipa, te ofrecemos las mejores noticias locales, nacionales e internacionales. Somos los creadores del primer diario digital gratuito de la Ciudad Blanca.

Articulos Relacionados