Opinión

Mila

post-img
DIARIO VIRAL

DIARIO VIRAL
redaccion@diarioviral.pe

En julio una niña de 11 años se enteró de que llevaba trece semanas de gestación. Su padrastro había abusado sexualmente de ella de forma sistemática. El calvario de Mila (seudónimo de la pequeña) continuó cuando la Unidad de Protección Especial (UPE), un organismo público encargado de la protección de los menores, no activó el protocolo de aborto terapéutico y no brindó información alguna a su madre. Fue la presión mediática la que consiguió que al fin Mila pudiera ser sometida a un aborto terapéutico.

Este terrible caso trae, nuevamente al debate, el tema del aborto. En algunas circunstancias, el embarazo puede suponer un riesgo significativo para la salud de la madre. La ciencia respalda la idea de que permitir el aborto en casos de peligro para la salud de la madre es esencial para proteger su bienestar. Por otro lado, la ciencia demuestra que, en algunos casos, los fetos pueden tener condiciones médicas que afectarán gravemente su calidad de vida después del nacimiento. En estas situaciones, la posibilidad de optar por el aborto puede ser una decisión respaldada por consideraciones éticas y científicas. Las personas que han sido víctimas de violación o abuso sexual no deberían ser obligadas a llevar adelante un embarazo no deseado como resultado de esas circunstancias traumáticas. El acceso al aborto en estos casos respalda la recuperación emocional y física de las personas afectadas. La prohibición del aborto no detiene su práctica, por el contrario, puede llevar a abortos inseguros y clandestinos, lo que pone en riesgo la vida y salud de las personas. Estar a favor del aborto implica buscar su legalización y regulación para garantizar la seguridad y el acceso a servicios médicos adecuados.

En lo personal no estoy a favor del aborto, estoy a favor de la libertad de la mujer a decidir sobre su cuerpo. Las personas deben tener el control sobre su propio cuerpo y capacidad de tomar decisiones que afecten su vida y bienestar. Permitir que las mujeres decidan empodera a las gestantes al permitirles tomar decisiones sobre su vida reproductiva. Esto es fundamental para la igualdad de género, ya que las mujeres deben tener el mismo derecho que los hombres a tomar decisiones que afecten sus propias vidas. Les aseguro que si fuéramos los varones quienes quedásemos embarazados, el aborto hubiera sido legal, legítimo, moral y éticamente correcto desde hace mucho tiempo. Finalmente, se respeta las creencias religiosas de cada uno, pero en temas de políticas públicas, la fe no cuenta.

author-img_1

Diario Viral

Redacción

Somos una multiplataforma digital. Desde Arequipa, te ofrecemos las mejores noticias locales, nacionales e internacionales. Somos los creadores del primer diario digital gratuito de la Ciudad Blanca.

Articulos Relacionados